MÚSICA PARA LA TRANSFORMACIÓN SOCIAL

Compositora y música, Mariana Roggero toma su guitarra y se enfrenta al mundo con uno de sus grandes recursos; su propia sensibilidad, algo que la lleva a buscar el cambio, a encontrar belleza en este mundo actual saturado de velocidad. Desde el 2014 Mariana apuesta por Jardín de Historias, una plataforma educativa, de expresión, cultura y arte, vehículo para transformar y luchar por una mirada humana desde las artes. A la par, su música resuena, como la banda sonora de este proyecto, toda una realidad para un nuevo Perú.

Mariana reivindica sus raíces, transmite identidad en cada acorde que ejecuta, ha producido su primer EP, de nombre homónimo, que le da vida a su proyecto lleno de inquietudes que comprenden nuevas fórmulas de convivencia, sobre un escenario en el que encontramos familias separadas que cada vez tienen menos tiempo para compartir en los niños y niñas que son el futuro de la sociedad. Jardín de Historias persigue el objetivo de profundizar, sensibilizar y aportar prácticas desde las artes expresivas especialmente la música para enriquecer experiencias al interior de las familias que integren mensajes sobre la importancia del vínculo, los lazos entre las comunidades, la identidad, centrada en los propios recursos de las personas para así esparcir y sembrar semillas que florezcan con voz propia.

Ante este panorama descrito, Jardín de Historias también busca generar proyectos culturales que generen integración en el núcleo de la sociedad: las familias. “Los niños merecen una crianza respetuosa, desde el amor, que comprendamos sus ritmos. Es necesario sensibilizar a los padres para que vuelvan a ser niños y desde ahí se conecten con sus hijos en sus casas. Esta es la semilla de esperanza que anhelamos brote de la tierra y llene de color, de diversidad nuestra sociedad, los niños son el futuro”, manifestó Mariana Roggero.

En ese mismo camino, desde el campo de la educación, Mariana cree en la trasformación desde las artes en el ser humano, anhela la construcción de una comunidad que participe activamente en la crianza de los niños y niñas desde el juego. La sensibilización a través de diferentes posibilidades de materiales permite el despliegue de la imaginación de las familias desde sus emociones, ideas, sueños y propias formas de ver el mundo, que les permita darle voz a sus dificultades desde sus propios recursos.

Entre las apuestas que persigue Jardín de Historias, se encuentra en proyecto alianzas de trabajo social con el Puericulturio Pérez Aranibar y el MINEDU, con quienes buscan fusiones con objetivos dirigidos a beneficiar a los niños, esperando el apoyo de la empresa privada. “Tenemos varios sueños, como la producción de un segundo disco y la implementación de metodología a través de dispositivos móviles para las maestras, queremos dejar huella en esta sociedad”, concluye Mariana.

Conoce Jardín de historias:

Escucha la música de Mariana Roggero:

Agradecemos de antemano la publicación de la presente nota de prensa con la veracidad y solidaridad que les caracteriza.

Atentamente,

Carlos Huamán
Gestor Cultural