Jardín de Historias: una experiencia única para los niños

Conoce este cautivador proyecto que desarrolla la creatividad de los niños a través de las artes

“Lo que se les dé a los niños, los niños darán a la sociedad” – Karl A. Menninger

Hoy en día, gran parte de los talleres creados para los niños se preocupan más por ofrecerles conocimiento que por desarrollar su creatividad, y no consideran que esta les permite descubrir el mundo bajo sus propios recursos. Seguramente te has preguntado: ¿cómo desarrollar la creatividad de tus hijos?, ¿sabes que el arte es una excelente alternativa?

Mariana Roggero, directora del proyecto Jardín de Historias, creó un taller que busca complementar la educación artística de nuestro país. La propuesta está basada en la integración de las artes: música, cuentos y artes plásticas en una metodología. Como ella afirma: “ofrecemos un ambiente controlado donde el niño pueda expresar de forma creativa y espontánea a través de su cuerpo, entrando en contacto con su mundo interior a través de la música. Esta exploración y encuentro cercano con distintas artes como lo la música, los cuentos y las artes plásticas ayudan a fortalecer su autoestima y reforzar su identidad”. La pasión por este tema la inspiró a convertir el proyecto en su tesis de licenciatura en la Facultad de Artes Contemporáneas de la Escuela de Música de la Universidad Peruana de Ciencias Aplicadas. Luego de la investigación y un exitoso trabajo con niños, continúa con este sueño, ya que además de brindar talleres artísticos, procura organizar intervenciones musicales a niños enfermos y de pocos recursos. Hace unos días, por el día del niño, acudió al Hospital del Niño, la nueva sede en San Borja, para llevarles saludos a través de la música. Fue un trabajo en conjunto con las voluntarias pertenecientes a la Asociación de Damas Voluntarias de INSN San Borja.

Jardín de historias es uno de los pocos talleres en el país que se preocupa por fomentar el desarrollo intelectual y emocional de los niños mediante el arte. Este proyecto demuestra que la música es una herramienta poderosa que permite estimular las habilidades de los niños y fortalecer su autoestima. Mariana detalla: “dentro de nuestros talleres los niños descubren sus emociones a través de la música (percusión), la voz (canciones originales del Jardín), el movimiento, y la expresión corporal. En nuestros mensajes enseñamos valores como la libertad, el respeto a la diversidad y el cuidado del medioambiente. Además, los niños desarrollan sus capacidades creativas a través de la exploración de las artes plásticas (pintura, moldeado y dibujo)”.

Definitivamente, esta innovadora e integral propuesta le abre un mundo lleno de colores a los más pequeños de la casa, como dice la letra de una de las canciones: “la música nos da colores para poder imaginar, turururururu”.

Si deseas conocer sobre la propuesta o registrar a tus hijos en nuestros talleres, inscríbete aquí: https://jardindehistorias.com/inscribete/