Taller de Arte con niños

La importancia de la expresión artística en los niños

¿Cómo el arte puede ayudar a tus hijos a ser mejores amigos , alumnos, personas?

El gran avance de la tecnología en nuestros días ha traído consigo muchas consecuencias positivas para la sociedad, pero también ha provocado que los niños disminuyan sus juegos en equipo y pasen más tiempo entreteniéndose de manera individual.

Sea cuál sea la edad de tu hijo, es imprescindible que realice actividades en las que interactúe con todo lo que le rodea y que le dejen tanto explorar más allá de su imaginación como aumentar su creatividad. Sin duda, cualquier disciplina artística posee cualidades beneficiosas en este sentido.

Lo primero que tienen que tener claro los padres que quieran apuntar a sus hijos a talleres artísticos es que hacerlo no significa que los niños vayan a ser artistas en el futuro. La expresión artística no solo sirve para formarse en el mundo del arte, sino que, además, ayuda a los pequeños a tener mayor sensibilidad y a conocer más a fondo su contexto social.

Durante el desarrollo infantil existen tres áreas fundamentales que sufren cambios y van evolucionando. Estas son el área psicomotriz, la socioafectiva y la cognitiva. Mediante la educación artística podemos hacer que el proceso de enseñanza de estos campos sea más sencillo.

Desde el punto de vista de la psicomotricidad, podemos utilizar ciertas expresiones artísticas como la música. Esta ayuda al niño a reconocer los ritmos y a moverse al compás de manera individual o colectiva. Además, instrumentos básicos como la flauta ayudan a desarrollar la coordinación fina del niño. Con una psicomotricidad bien definida, aumentarán sus niveles de autoestima, al sentirse emocionalmente más seguro.

Respecto al área socioafectiva, los niños relacionan la música con algo positivo desde que sus padres le cantan canciones de cuna. Desde sus primeros días, los pequeños interiorizan la música y saben que es algo a lo que pueden recurrir en momentos difíciles. Ya con este concepto asimilado, los niños utilizan la música en su día a día para relacionarse y jugar con otros pequeños. De esta manera, crean nuevos vínculos a través de canciones, ritmos, etc.

En cuanto al área cognitiva, la estimulación que reciba el niño es esencial para el desarrollo de su conocimiento. Mediante la educación artística, podemos lograr que los niños se expresen libremente y que aprendan a desenvolverse delante de otras personas sin ningún tipo de miedo o de complejo. Así, en esta etapa es bueno que niñas y niños interactúen entre ellos y muestren sus trabajos artísticos, utilizando de esta manera el arte como herramienta de integración social.

El correcto desarrollo de estas tres áreas es esencial para el infante, por lo que es importantísimo que desde pequeños los niños realicen actividades que les ayuden en dicho aprendizaje.

¿Quieres que tu hijo crezca con ayuda de la música?

Entra aquí y reserva uno de nuestros talleres a domicilio.